elika Estás en: Sectores Productivos /  Ganadería  /  Otros elika

Otros


NUEVAS NORMAS PARA LA PRODUCCIÓN ECOLÓGICA 27/12/17

Autor: ELIKA

Tras meses de negociaciones entre los EEMM y las instituciones europeas, el pasado 20 de noviembre el Consejo europeo refrendaba el acuerdo sobre la modificación de la actual legislación sobre la producción ecológica, que entrará en vigor el 1 de enero del año 2021.

 

La modificación conlleva una armonización de las prácticas ecológicas en el seno de la UE, así como la modernización del actual sistema de control. Existía un amplio consenso en la necesidad de actualizar la normativa existente, que en algunos casos tenía 20 años.

 

La producción ecológica es un sector en auge que representa unos 27.000 millones de euros y ha crecido un 125 % en los últimos diez años en Europa.

 

El objetivo inicial de la modificación era poner fin a todas las excepciones aplicadas en los Estados miembro (EEMM), sin embargo, al final se mantienen algunas de ellas, como la autorización de explotaciones mixtas (que producen alimentos ecológicos y convencionales) o la utilización de semillas o animales convencionales hasta 2035. 

 

Por otro lado, cabe destacar la ampliación del plazos de algunas excepciones publicada por el Reglamento de Ejecución 2017/2273, del 8 de diciembre del 2017, por el cual se amplía el plazo límite del 31 de diciembre del 2017 al 31 de diciembre del 2018, el período de aplicación de las normas excepcionales de producción para el uso de pollitas no criadas de manera ecológica, así como para el uso de una proporción limitada (5%) de piensos proteicos no ecológicos para porcino y aves de corral.

 

Otras novedades destacables que incluye la modificación son las siguientes: 

 

  • Se dará fin al sistema actual de equivalencia entre las normas comunitarias y las de países terceros para dar paso a un dispositivo de “conformidad”.

 

  • Los controles se ampliarán a todos los eslabones de la cadena de producción de alimentos, aunque se simplificarán.

 

  • Se harán controles sobre el terreno una vez al año, aunque en el caso de operadores de bajo riesgo (no se les ha detectado ningún fraude en los últimos tres años) serán cada dos años.

 

  • Los pequeños productores podrán optar por la certificación en grupo.

 

  • Gracias a la aplicación de unas medidas preventivas más estrictas, se reducirá el riesgo de contaminación accidental por sustancias no autorizadas. 

 

  • Las nuevas normas regulan un conjunto de alimentos y artículos no alimentarios ecológicos más amplio que el que había hasta ahora; cabe citar entre ellos la sal, el corcho o los aceites esenciales.

 

Links oficiales de interés de la CE:

 

 

 

 

GUÍA SOBRE EL USO DE ANTIMICROBIANOS EN ANIMALES PRODUCTORES DE ALIMENTOS 10/11/17

Autor: OMS

La OMS ha lanzado nuevas directrices sobre el uso de antimicrobianos médicamente importantes en animales productores de alimentos, recomendando que los ganaderos y la industria alimentaria dejen de usar antibióticos de forma rutinaria para promover el crecimiento y prevenir enfermedades en animales sanos. Estas pautas pretenden ayudar a preservar la efectividad de los antibióticos que son importantes para la medicina humana al reducir su uso en animales.

 

Según señala la OMS, en algunos países, aproximadamente el 80% del consumo total de antibióticos de importancia médica se da en el sector animal, principalmente para estimular el crecimiento en animales sanos.

 

En una revisión sistemática publicada en The Lancet Planetary Health se concluye que las intervenciones que restringen el uso de antibióticos en animales destinados a la producción de alimentos reducen las bacterias resistentes a los antibióticos en estos animales en hasta un 39%. Esta investigación se tomó directamente como base para elaborar las nuevas directrices de la OMS.

 

Para esta organización internacional, solo se debería administrar antibióticos a animales sanos para prevenir una enfermedad si esta ha sido diagnosticada en otros animales de la misma cabaña o población de peces.

 

Siempre que sea posible, se deben realizar pruebas a los animales enfermos para determinar el antibiótico más eficaz con el que tratar de manera prudente su infección específica. Los antibióticos utilizados en animales deberían elegirse de entre aquellos que, según la OMS, son «de menor importancia» para la salud humana, y no de entre aquellos clasificados como «de importancia crítica y de máxima prioridad». Estos antibióticos suelen ser el tratamiento de último recurso o forman parte de una serie limitada de tratamientos de los que se dispone para tratar infecciones bacterianas graves en humanos.

Directrices de la OMS sobre el uso de antimicrobianos de importancia médica en animales destinados a la producción de alimentos

 

Por otro lado, en 2005 la OMS publicó una Lista de antimicrobianos de importancia crítica para la medicina humana, que se actualiza periódicamente, con el fin de que sirva para promover el uso prudente de dichos fármacos. En la lista se clasifican todos los antibióticos utilizados actualmente en humanos y animales en tres categorías –«importantes», «muy importantes» y «de importancia crítica»– en función de su importancia para la medicina humana.

 

En la quinta revisión de la lista publicada en abril de 2017, los antibióticos considerados de máxima prioridad entre los antimicrobianos de importancia crítica son las quinolonas, las cefalosporinas de tercera generación o ulteriores, los macrólidos y cetólidos, los glicopéptidos y las polimixinas (también conocidas como colistinas). Estos antibióticos son esenciales como tratamientos de último recurso para infecciones multirresistentes en humanos.

Lista OMS de antimicrobianos de importancia crítica para la medicina humana, 5.ª revisión

INFECCIONES A TRAVÉS DE ESTIÉRCOL CONTAMINADO 06/11/17

Autor: RIVM

Una revisión de la literatura realizada por el Instituto Nacional Holandés de Salud Pública y Medio Ambiente (RIVM) muestra que se ha realizado poca o ninguna investigación sobre los posibles riesgos infecciosos del estiércol. Uno de los principales hallazgos fue que bacterias patógenas investigadas a menudo están presentes en el estiércol y que pueden diseminarse a través del agua y el aire. Según el RIVM, se necesita más investigación para determinar hasta qué punto el estiércol contribuye a la carga de una enfermedad.

 

En los Países Bajos, las personas viven muy cerca de las granjas de ganado. El RIVM realiza investigaciones sobre los efectos de la ganadería en la salud humana de diversas maneras. En este informe, en concreto, se revisó la literatura científica sobre el número de bacterias patógenas en el estiércol de cerdos y del ganado vacuno. La mayoría del estiércol holandés proviene de estos animales.

 

Transmisión de patógenos a través del agua y el aire

Los investigadores examinaron hasta qué punto estos patógenos encuentran su camino en la superficie del agua y el aire, así como a qué posibles riesgos para la salud puede dar lugar su exposición. El foco de este estudio exploratorio fue la variante patogénica de la bacteria E. coli y la bacteria Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA), ya que estas bacterias pueden sobrevivir bien en agua y aire, respectivamente. El conocimiento del comportamiento y la diseminación de estas bacterias desde el estiércol a los humanos también es útil para conocer el comportamiento y la diseminación de otros patógenos.

 

Esta revisión sistemática de la literatura ha servido para dar un paso hacia la identificación de la cantidad de bacterias que causan enfermedades presentes en el estiércol y la determinación del grado en que los patógenos del estiércol se pueden propagar a través del medio ambiente (agua y aire).

 

Poca investigación sobre los riesgos para la salud por el estiércol 

La principal conclusión fue que se ha realizado poca o ninguna investigación sobre los posibles riesgos para la salud humana por la exposición a patógenos provenientes del estiércol y transmitidos a través del agua y el aire. Por lo tanto, actualmente aún no es posible determinar en qué medida el estiércol contribuye a la carga de las enfermedades, en este caso, en los Países Bajos.

 

Sin embargo, los patógenos del aire y del agua que se estudiaron se encontraron de forma regular presentes en el estiércol. Los riesgos de infección debido a la exposición en el aire parecen ser más pequeños, en base a las bacterias E. coli y la MRSA estudiadas, que a través del agua superficial. El tratamiento del estiércol, por ejemplo, a través del compostaje, la fermentación o la purificación biológica, resultaría en un menor número de patógenos.

 

Revisión del RIVM sobre el riesgo de infección del estiercol

 

Página 1 de 13   Siguiente >>
ELIKA . Granja Modelo, s/n . 01192 . Arkaute (Álava) . Teléfono: 945 122 170 . Fax: 945 122 171 . berri@elika.eus
Sindicación de contenidos
Este sitio WEB no dispone publicidad de terceros ni recibe ningún tipo de financiación proveniente de publicidad.
Diseño web Vitoria

Utilizamos cookies propias y de terceros, para realizar el análisis de la navegación de los usuarios.

Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.